Cuatro paredes y una puerta cerrada, pero ¿y luego?

Curso: Aislamiento y soledad.

Estructura del curso:

    · Presentación conceptual (1 hora)

    · Ejemplos (1 hora)

    · Supervisión de casos (1 hora)

Duración: 3h

Fecha: 12 de junio

Hora: 10h de Palo Alto


Cuatro paredes y una puerta cerrada, pero ¿y luego?

Nadie imaginó que la aparición del virus Covid 19 fuese a traer tantos cambios en a nuestras vidas. Un cambio a muchos niveles: cómo nos relacionamos con nosotros mismos o con los demás y apenas comenzamos a vislumbrar que es un cambio, también,  nuestra relación con el mundo de ahora en adelante.


Los cambios en la relación con nosotros mismos nos han hecho notar cuántas veces  nuestras manos están en contacto con la nariz, los ojos, los labios, con qué frecuencia tenemos contacto con los demás y sobre todo, la mirada retrospectiva del último contacto que hicimos... ¿con quién?, ¿con qué? Quién hubiera pensado, apenas hace seis meses, que los que se lavan las manos 16 veces al día se volverían el ejemplo más deseable de salud.


Los saludos de mano, los saludos de beso, de dos besos, de tres besos… se han vuelto ahora motivo de nuevas miradas de sorpresa, ajenas por completo al género o si la duración, la presión o el roce al contacto, significaba algo más. Ahora es el contacto mismo con la piel del otro lo que se ve fuera de las nuevas normas. “Sanitizar”, es el mantra de moda. Sanitizar primero, luego lo demás. Cuántos posibles enredos con el sonido de la frase, pues he oído quien “santinitiza” y quien “satanizita”, que para aquellos con oídos eclesiásticos, le evoca la lucha de siempre, de la luz y la oscuridad.


Hoy quieren que el encierro sea nuestro nuevo día a día. Que los límites de nuestras relaciones se acoten a las paredes del hogar. De inmediato la prescripción se veía difícil de acatar, pero si al principio se trataba sólo de soportar el hastío y la sensación de falta de aire, con los días se sumaron las promesas de sobrevivencia de los más vulnerables, que quieren evocar en nosotros las emociones de miedo y dolor al transformarnos en ciudadanos sin solidaridad cada vez que cruzamos la puerta y ponemos un pie fuera.


A día de hoy tenemos la expectativa de que el Covid19 se quedará con nosotros más tiempo del que deseamos. Si primero lo vimos como un visitante sin duda indeseable, estos meses se ha ganado sin esfuerzo su lugar como compañero de vida. Sí, de vida, al punto de transformar desde ya cómo serán nuestras relaciones con nosotros mismos, con los demás y con los posibles futuros que tengamos en mente.


¿Cómo serán esos nuevos ajustes a nuestras relaciones? En este taller on line de tres horas reflexionaremos sobre el tema y desarrollaremos estrategias interaccionales para hacer frente a los cambios del nuevo uso del espacio público y las relaciones interpersonales en distintos contextos. 


Con la terapia breve de resolución de problemas como marco de referencia, pensaremos los nuevos contextos en los que vamos a interactuar y cómo podemos ajustarnos a ellos de manera ecológica. Si bien es cierto que cada caso es su mejor explicación, también es verdad que hay ciertos patrones de relación que son universales y que se empezarán a implementar en cada reapertura de ciudad, en cada parte del mundo. Así que, de manera flexible pensaremos y diseñaremos estrategias interaccionales que nos faciliten nuestras nuevas relaciones.


Por último, no hay que olvidar que lo más difícil es no cambiar, pues nada es para siempre, ni siquiera nuestros problemas.

Si te interesa, anótate al curso aquí.


Karin Schlanger, MFT
Directora del Brief Therapy Center

Karin Schlanger ha sido directora del Brief Therapy Center desde 2008. Desde entonces, ha abierto tres sucursales asociadas en América Latina, incluyendo México, Chile y Paraguay. Ha trabajado como psicóloga, supervisora ​​en el Modelo de terapia breve y profesora en varias universidades a nivel internacional. Karin también es autora de un libro que ha sido traducido a 5 idiomas, y la autora de muchos artículos y capítulos de muchos libros a lo largo de los años.

Clara Solís
PSYCH

La psicología me gustó desde la escuela media. Al llegar a la universidad confirmé que hice la elección correcta. En el sexto semestre cursé el área clínica y me encontré con la terapia familiar y el modelo de terapia breve. Desde ese momento supe que eso era lo que quería hacer al salir de la universidad. Aunque la profesión me llevó primero por el rumbo educativo nunca me olvidé de la terapia, de hecho, siempre fue mi palanca de apoyo para...

Pedro Vargas Ávalos
Maestría en Filosofía de la Ciencia

Mi primer contacto con el modelo de Terapia Breve de Palo Alto fue a través de la lectura de Gregory Bateson y su hipótesis del Doble Vínculo durante el tercer año de la carrera. Mi interés era entender sobre todo la naturaleza del comportamiento humano, de hecho entonces no pensaba ni siquiera en practicar la psicoterapia. Luego vino la lectura de Teoría de la comunicación Humana y ya fue inevitable mirar con ese lente toda la interacción humana...